Никарагуанская газета "El Nuevo Diario" поздравляет МГИМО с 70-летием

31 октября 2014

Никарагуанская газета "El Nuevo Diario" поздравляет МГИМО с 70-летием

13 октября в центральной никарагуанской газете "El Nuevo Diario" вышла статья, посвященная 70-летию МГИМО, дающая высокую оценку качеству образования выпускников университета.

С момента образования МГИМО тысячи профессионалов из более чем 30 стран вышли из стен университета. Многие студенты из Никарагуа, получившие образование в МГИМО, стали известными дипломатами, государственными деятелями, выдающимися профессорами, успешными предпринимателями.

В настоящее время выпускники МГИМО занимают посты различного ранга в министерствах иностранных дел и их дипломатических представительствах. В этом университете учились также представители известных международных организаций, таких как ООН, МВФ, ЕС, НАТО и др. Таким образом, образование, полученное в МГИМО, дает большие возможности для выпускников.

Никарагуанская газета сердечно поздравляет МГИМО с 70-летием и желает дальнейшего развития университету.


Sergei Lavrov es del MGIMO

Hace 70 años, el 14 de octubre de 1944, se fundó en Moscú el Instituto Estatal Moscovita de Relaciones Internacionales, mejor conocido como MGIMO (por su abreviatura en ruso) por sus rivales occidentales y en el mundo de prestigio académico en la enseñanza de las Relaciones Internacionales, Relaciones Económicas Internacionales, Periodismo y Derecho Internacional.

El desarrollo del socialismo en la URSS y la guerra diplomática que libraba la Unión Soviética desde su fundación, y en su mayor expresión durante la IIGM, crearon las condiciones necesarias para iniciar la preparación de sus cuadros políticos como especialistas diplomáticos.

A partir de esa fecha, miles de profesionales de por lo menos treinta países se han graduado en el MGIMO. Durante la Guerra Fría era un instituto de carácter cerrado. Solo los países socialistas podían preparar a sus cuadros diplomáticos. Nicaragua fue la excepción, ya que nunca se declaró socialista. Recuerdo que Jacinto Suárez, a la llegada del primer contingente al MGIMO, nos contó que “ese había sido un logro del excanciller Miguel d’Escoto Broockman, que como todo buen cura pudo convencer al ministro de asuntos exteriores soviéticos, Andrei Gromiko, de aceptar estudiantes nicaragüenses”.

La condición fue única. Que el primer grupo diera la talla, ya que de eso dependería la aceptación de otros más anualmente. El reto fue aceptado y desde 1984 hasta 1989, se logró anualmente enviar cinco grupos más.

Lamentablemente los primeros graduados retornaron al país en 1989 y ya en 1990 el Gobierno de la UNO había tomado el poder. El revanchismo político estaba en su punto y las puertas a las diversas instituciones del Estado fueron oficialmente cerradas para los graduados del MGIMO.

Los funcionarios de doña Violeta, como todos los políticos nihilistas, envidiosos, temerosos de la competencia y torpes en su preparación diplomática, sintiéndose dueños del Gobierno, vieron en esos profesionales a enemigos potenciales, preparados en la cuna del comunismo, que podían conspirar a favor del FSLN desde dentro de la Cancillería.

No entendieron que la preparación de cada uno de esos profesionales había costado alrededor de unos cien mil dólares al valor de hoy día. Y que tenían mucho que aportar a la siempre tradicional e ineficiente diplomacia de los gobiernos de derecha. Hoy por hoy, en la preparación académica en el país, se desconocen muchas herramientas, métodos y materias que en el MGIMO se imparten, y he ahí la diferencia.

Cada uno aprendía una especialidad geográfica y tres idiomas extranjeros. Ruso, inglés o francés y uno de acuerdo a la zona geográfica de preparación (chino, árabe, danés, etc.).

Muchos emigraron a los EE.UU, Israel, Francia y el resto optó por la empresa privada y ONG. Actualmente en su mayoría son empresarios, catedráticos universitarios, asesores y funcionarios de Cancillería y otras instituciones del Estado, pues varios optaron por una nueva carrera.

Desde luego, que nuestra tragedia nacional no tiene nada que ver con el destino de otros profesionales egresados en el MGIMO, incluso aquellos de la desaparecida República Democrática Alemana (RDA).

Ahora los MGIMO están por doquier en sus cancillerías y sus misiones diplomáticas en el extranjero en diferentes rangos que la diplomacia demanda. Desde embajadores hasta ministros de sus países, así como en las diversas organizaciones internacionales. Desde la ONU y todas sus agencias, en la OMC, FMI, Banco Mundial y en las diferentes estructuras de la Unión Europea y hasta la OTAN (por aquellos países socialistas que ahora son parte de esta).

Con el derrumbe de la URSS, chinos, franceses, mexicanos, norteamericanos, ingleses y alemanes se han preparado en el MGIMO. Si bien es cierto, hoy es un centro de preparación carísimo, como suelen ser las universidades de prestigio occidental. Una lógica de lo cambiante en el tiempo. Sin embargo, el culto al recuerdo y la pertenencia de nuestra casa de estudio prevalece en el tiempo aun adverso. Saludos al MGIMO y resto de colegas en el 70 aniversario de fundación.

Manuel S. Espinoza Analista


Распечатать страницу